$ 1.000 M para el Salado

El Gobierno nacional informó que avanzará en obras por $ 1.000 M para mitigar las inundaciones que causa el desborde de la cuenca del río Salado en la provincia de Buenos Aires, los que serán financiados a través del Fondo de Recursos Hídricos.

La ejecución de las obras fue decidida durante una reunión que mantuvieron el ministro del Interior Rogelio Frigerio y los gobernadores de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, de La Pampa Carlos Verna, de Córdoba Juan Schiaretti y el vicegobernador de Santa Fe Carlos Fascendini.

“Estamos avanzando para reducir el atraso significativo de infraestructura en la provincia de Buenos Aires y en el marco del comité hemos priorizando acciones con las provincias en base al diálogo y la generación de consensos que nos permiten avanzar en obras claves”, señaló el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, luego del encuentro en Casa de Gobierno.

Indicó que estás obras “son fundamentales para una de las zonas más productivas de la Argentina y servirán para mejorar nuestras exportaciones y generar trabajo de calidad en toda la región”.

Las obras prioritarias, ubicadas en la provincia de Buenos Aires, y que serán licitadas en las próximas semanas serán: el Canal Troncal Mones Cazón – Etapa 1AAmpliación De Arroyo Saladillo (Tramo Laguna La Colorada- Rio Salado); Canal Troncal Mones Cazón Etapa 1B (Tramo Laguna La Colorada-Empalme Canal de Desvío República de Italia).

También la Regulación Laguna Municipal de Bragado Etapa 1; Ampliación Canal San Emilio Sur Etapa 1 y Canal de Desvío Canal República Italia a Mones Cazón Etapa 1.

Según consignó Télam, el secretario de Protección Civil, Emilio Renda, afirmó que es necesario descomprimir la cuenca del río Salado en la provincia de Buenos Aires para que desagüen todos los excesos hídricos que vienen desde el río Quinto en San Luis, cruzan Córdoba y pasan por la laguna La Picasa, en la provincia de Santa Fe.

“Estas obras llevarán años pero hay que realizar un trabajo integral en la provincia de Buenos Aires para que pueda salir todo el exceso hídrico de la cuenca del Salado, estas obras serán con la profundidad debida, no serán para salir del paso”, explicó Renda.

El funcionario detalló además que al margen de la situación en la zona núcleo, conformada por las provincias de Córdoba, La Pampa, Santa Fe y Buenos Aires, “tenemos excesos de agua por todos lados” y añadió que “nos afecta la lluvia en nuestro territorio o, ahora, en el caso del río Uruguay, las precipitaciones en otros países como Brasil”.

“Estos excesos ahora llegan a la Argentina y generan muchas complicaciones. Estamos trabajando y monitoreando de cerca la situación pero sí sigue a este ritmo vamos a tener problemas en esa zona”, destacó.

Subrayó que el trabajo “es muy dinámico estamos en la emergencia y en otras zonas en la reconstrucción. Ahora tenemos equipos iterministeriales para la reconstrucción de Comodoro Rivadavia, el sur de Tucumán y estamos avanzando con obras en Corrientes, una provincia que todavía está en emergencia”.

2017-05-31T11:33:27+00:00

Leave A Comment