Se nota que habla con el corazón. Daniel Canónica combina su quehacer empresario en Salta, es titular del semillero Rosarito, con su compromiso social, ya que preside la Fundación Alfarcito, una ONG creada por un hombre que le cambió la vida: el padre Padre Sigfrido Maximiliano Moroder, más conocido como el padre Chifri, lamentablemente ya fallecido, y que involucra a más de 5.000 personas.

Daniel, en la entrevista con Díaz de Campo Radio, explicó:

  • “La Fundación Alfarcito está ubicada a 90 kilómetros de Salta, en la Quebrada del Toro, y comprende a las comunidades que viven entre los 1.000 a 5.000 metros de altura”.
  • “Acompañamos a 18 escuelas plurigrado que convergen en Alfarcito que es un colegio secundario con un albergue de alta montaña. Allí están viviendo 200 personas con 170 alumnos y chicos con becas del padre Chifri que están estudiando en la Universidad”.
  • “El padre Chifri vio que vivían de la informalidad, vendiendo papas andinas, habas, maíz capia y luchó para cambiar esa situación y que alcancen la diginidad”.
  • “Las papas de Alfarcito salen con la certificación del Senasa. El resto ingresa de Bolivia y Perú en forma ilegal”
  • “Tratamos que la gente se quede en su zona y que, por lo tanto, tengan una mejor calidad de vida”.
  • “Los pilares sobre los que trabajamos en Alfarcito son cultura, educación y salud”.
  • “Hay un enfermero para atender a 5.000 personas”
  • “Lo que se necesita con urgencia son: remedios, calzado, alimentos”.
  • “La obra del Padre Chifri merece un reconocimiento: y justamente este año comenzaría el proceso de canonización”.

Escuchá la entrevista completa: