Advierten que la presión tributaria es 34% del PBI

El Departamento de Política Tributaria de la Unión Industrial Argentina (UIA) presentó un informe en el que demuestra la preponderancia que la presión impositiva tiene para las empresas, por encima de los problemas asociados a los costos en logística y al tipo de cambio.

De acuerdo con el documento, la presión total en la Argentina, incluyendo las tasas de los municipios, llegó a fines de 2015 al 34% del PBI, un nivel similar al de los países más ricos del mundo, sin que las contraprestaciones del Estado en servicios e infraestructura sean comparables.

tributos

En el informe que difunde Infobae (ver aquí), entre otras cosas señala:

“La presión impositiva afecta al consumo y apuntala la inflación: un 40% del precio final de los alimentos son impuestos, en los combustibles la mitad del precio minorista son impuestos, al igual que en las bebidas cuyo valor al público se explica en un 50% por la carga impositiva”.

“El automotriz es el ejemplo más claro de la presión impositiva: de cada $ 100.000 gastados en un auto en la Argentina, unos $ 54.000 son impuestos, que hacen de los vehículos argentinos de los más caros de la región”.

“En la Argentina la tasa de Ganancia para empresas (sobre utilidades no distribuidas) es del 35%, mientras que en América Latina es del 27%; el IVA es del 21%, contra el 13.2% promedio de la región; el aporte de las empresas a la seguridad social, de entre 23% y 27%, frente al 15.8%. En tanto, en los países vecinos no existen Ingresos Brutos ni el impuesto al cheque”.

En la 22° Conferencia Anual de la UIA, la entidad presentó su proyecto propio para una reforma tributaria que propone: “un fomento de las inversiones en actividades productivas a través de estímulos fiscales; la implementación de un régimen de deducción de intereses sobre el capital propio destinado a la inversión; también formula la necesidad de armonizar la alícuota del Impuesto a las Ganancias para empresas con la región en las que están radicadas las compañías e incrementar el cómputo de pago a cuenta de cargas sociales con el IVA”.

Y señala que la reciente Ley de PyME (Ley 27.264) ha previsto un régimen de pago a cuenta de hasta el 10% de las inversiones productivas y permite la aplicación del saldo técnico del IVA para la cancelación de tributos. Pero este beneficio no se traslada a empresas que reinviertan sus utilidades o utilicen capital propio para inversiones de largo plazo, mientras que las deudas generan intereses deducibles para el impuesto a las ganancias.

Por ello, la UIA pide implementar un régimen de deducción de interés sobre capital propio aplicando una tasa de interés sobre patrimonio con el objeto de brindar simetría en el tratamiento fiscal al capital propio con el endeudamiento, en tanto se realicen inversiones en bienes de capital.

2017-03-13T19:42:19+00:00

Leave A Comment