CFK y Bonadío: crónica de un desencuentro

La ex presidente de la Nación, Cristina Kirchner, declaró como imputada ante el juez Claudio Bonadio por el caso de venta de dólar futuro. Llegó, al cuarto piso de Comodoro Py, acompañada por su custodia y su abogado Carlos Beraldi.

La indagatoria la tomó una secretaria del juzgado en un espacio reducido. La ex presidente se sentó junto a su abogado frente a la secretaria.

Detrás estaban el fiscal Eduardo Taiano y el juez Bonadio.

Cris en Tribunales(Foto: Infobae)

Omar Lavieri contó en Infobae que el fiscal se le presentó y la ex presidente, según fuentes judiciales, le dijo “a Usted quería conocerlo personalmente”. Bonadio dijo “buen día” desde detrás de la presidenta. El abogado Beraldi se paró y le dio la mano al juez. Nada más.

Le leyeron la prueba en su contra y presentó un escrito. Aunque sin responder preguntas, hizo una declaración de contenido político. Acusó a Bonadio de “arbitratrio e incompetente”. El juez, de camisa blanca y corbata roja, la escuchaba.

Según pudo reconstruir Infobae a partir de fuentes judiciales, la ex presidente señaló:

– Que la acusación de asociación ilícita no es correcta.

– Las pruebas sobre la supuesta asociación ilícita no tienen el menor asidero jurídico y técnico.

– Que eso no le extraña dada la manifiesta incompetencia técnica del juez.

– Que Bonadio tiene manifiesta aversión política por ella.

– Esa y otras actitudes de Bonadio lo hacen manifiestamente arbitrario, parcial, orientado políticamente y tendiente a actuar políticamente en el campo de lo partidario.

– Ese es un terreno –explicó la expresidente- reservado a quienes se presentan a elecciones, actúan en política, se someten a voto o no.

– Esas actitudes están –señaló- prohibidas para los que deben administrar justicia igualitaria para todos los ciudadanos.

2017-03-13T19:42:58+00:00

Leave A Comment