Costero no es El Niño, pero…

Al analizar la perspectiva agroclimática sudamericana, los analistas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, advierten que “la presencia de un ‘El Niño Costero’ frente al Perú hace temer que el fenómeno adquiera alcance global produciendo fuertes impactos”.

El informe agrega:

“El Niño Costero” es un calentamiento del mar frente a las costas del Perú que causa intensas tormentas sobre ese país y las regiones aledañas.

Sus causas son poco conocidas. Algunas fuentes lo relacionan con erupciones volcánicas submarinas que calientan el mar, pero esto no ha sido demostrado fehacientemente.

“El Niño Costero” se diferencia de “El Niño” en que no requiere que los vientos Alisios se debiliten.

Esto hace que su alcance sea local, pero al mismo tiempo, posibilita que “El Niño Costero” ocurra independientemente de que, a nivel global, esté ocurriendo un episodio de “El Niño”, “La Niña” o un “Neutral”.

Durante el verano 2016/2017 los vientos alisios se mantuvieron fuertes debido a que se estaba desarrollando una “La Niña”, pero pese a ello, tuvo lugar uno de los episodios de “El Niño Costero” más intensos que se hayan registrado.

Por esa causa, aunque a nivel global estaba teniendo lugar un episodio de “La Niña”, Perú experimentó lluvias torrenciales que causaron grandes daños, tanto sobre su territorio como sobre las áreas lindantes de Ecuador, Bolivia, Paraguay, el sur del Brasil y el norte y el litoral fluvial de la Argentina.

A pesar de que “El Niño Costero” no tiene una relación directa con “El Niño”, esta evolución ha generado un fuerte temor de que el fenómeno se convierta en un verdadero “El Niño”, que podría causar impactos catastróficos sobre la Región, ya que sus efectos se sumarían a los del reciente “Super El Niño 2015/2016”.

No obstante, para que ello se concrete, se necesitaría que los vientos Alisios, que hasta el momento se mantienen fuertes, redujeran abruptamente su intensidad.

Por lo tanto, la emergencia de un nuevo “El Niño” de alcance global puede considerarse posible pero poco probable.

Lamentablemente, para poder descartar completamente este importante riesgo habrá que esperar hasta el mes de Mayo, que es cuando los Alisios muestran su verdadero vigor.

Lamentablemente también, el actual escenario climático hace suponer que los riesgos hídricos se mantendrán por encima de sus niveles normales por lo menos hasta mediados del presente año.

2017-04-12T13:29:34+00:00

Leave A Comment