“Cada joven que vuelve al campo recibe € 81.000”

Así lo aseguró la Consejera de Agricultura de Castilla León, Milagros Marcos, en una entrevista con el portal Agrodigital.com, donde explicó las características de la Plataforma de Competitividad Productiva creada en esta región de España para enfrentar a la crisis láctea y que se trasladó a otros sectores productivos.

Castilla Leon final

– ¿Cuáles son las actuaciones que se están llevando a cabo o que se van a poner en marcha para hacer frente a la crisis?
– La Plataforma es un sistema de trabajo coordinado entre el sector productor, industrial y de la distribución que es absolutamente imprescindible en estos momentos. Este mecanismo de trabajo se va a establecer en todos los sectores, si bien se ha empezado por vacuno de leche debido a la situación que atraviesa el sector.
Las medidas que se plantearon en el establecimiento de la Plataforma abarcan a toda la cadena, sin bien, somos conscientes de que el sector productor necesita más apoyo. Actualmente, más del 60% de estas medidas ya se han puesto en marcha. Se trata de medidas estructurales a medio y largo plazo, por lo que su efecto no es visible de manera puntual. Son medidas que quieren trabajar en la reestructuración y coordinación del sector productor, para hacerle más competitivo y para garantizar su adaptación productiva a la demanda de las industrias y del consumidor.
Se ha avanzado en la detección e identificación de la Red de Explotaciones. Se está trabajando en saber como se conforman los costes de producción, para averiguar por qué unas explotaciones tienen unos costes de producción mucho más elevados que otras y en este caso, ayudarlas como planes de eficiencia, a ser más competitivas.
Asimismo, se está trabajando con las cooperativas en la puesta en marcha de la organización de productores. No es una tarea sencilla, pero creemos, que en este momento, es una tarea fundamental. Los países que cuentan con una organización de productores única, están soportando mejor la crisis, ya que la negociación con las industrias es mucho más sencilla al manejar mucho mas volumen de leche.
Se ha actuado también mediando con las industrias en los casos de las 270 explotaciones lácteas que han tenido problemas con la renovación de sus contratos. Se ha podido encontrar una solución para el 99% de los casos.
De cara a las industrias, se han puesto en marcha medidas de formación para potenciar la transformación, han salido líneas de financiación vinculadas al sector lácteo y se ha puesto en marcha una campaña de fomento del consumo de leche.
A nivel legislativo, se está tramitando el Decreto de Entidades Asociativas Prioritas en el que se priorizará la incorporación de jóvenes. Se han hecho planes de eficiencia energética para explotaciones en las que el coste energético está resultando un factor negativo para su competitividad. En fin, se está trabajando mucho con todas las medidas de la Plataforma, a las que se les ha dado un primer impulso desde la administración para su desarrollo. Ahora se van a crear grupos de trabajo, en los que van a participar todos los firmantes de la Plataforma, para hacer un seguimiento de las medidas.

– Recientemente se ha publicado el reglamento comunitario de regulación de la producción de leche, el cual simplemente permite, que de manera voluntaria se puedan llegar a realizar acuerdos de regulación de la producción. ¿Qué opinión tiene sobre esta medida de la Comisión?
– En estos momentos es fundamental que en España haya un ajuste entre la producción y la demanda de leche, ya que el desequilibrio existente está provocando la caída de los precios. Por este motivo, resulta razonable que se trate de llegar a un acuerdo de regulación dentro de la interprofesión láctea, donde están representados las organizaciones agrarias, las cooperativas y las industrias. Lo deseable sería que la regulación se aplicara en toda la UE, pero hay muchos países que no quieren dicha regulación, ya que llevan años preparándose para un sector sin cuotas. Cuentan ya con un sector productor más ordenado y más competitivo que el nuestro y con unas relaciones en la cadena láctea, mucho más fuertes y reguladas. Mientras que en España, la ley de la Cadena Alimentaria es de reciente creación, en otros países llevan años trabajando en mejorar las relaciones entre productores e industria, a través de fuertes organizaciones de productores.
Yo creo que ha sido un paso importante el que ha dado la Comisión Europea, habilitando el artículo 222 de la OCM, que permite llegar a acuerdos de regulación de la producción. No obstante, creo que también habría que contar con financiación comunitaria para compensar esta regulación y velar para evitar que en los países en donde la producción se reduzca, este descenso se rellene con la producción de los países que no reducen. Castilla y León es fundamentalmente productora de leche líquida, que es el producto que menor valor añadido tiene. Lo que importamos suelen ser productos transformados, que nosotros no producimos. Por tanto, puede ser complicado limitar la entrada de estos productos y lo que tenemos que hacer, es apostar por ocupar ese espacio que hoy están ocupando los otros.
En cualquier caso, lo importante es que si se llega a un acuerdo, éste tiene que ser beneficioso para los ganaderos españoles.

– La de vacuno de leche ha sido la primera Plataforma de Competitividad que se ha constituido, ¿en qué otras Plataformas de Competitividad están trabajando?
– Se está trabajando en la puesta en marcha de la Plataforma de Competitividad del Ovino y en la definición de sus líneas de actuación. Nuestro objetivo es tenerla cerrada en junio.
También se está desarrollando la Plataforma de Competitividad de Producción Ecológica. De hecho, el Plan de Agricultura Ecológica va ya con esta estructura de Plataforma y está enfocada hacia la comercialización. El sector de la producción ecológica, al igual que el convencional, está muy atomizado y hay que prepararlo para dar el salto hacia la distribución y hacia los mercados exteriores, que es donde hay una gran demanda.
Asimismo, en la Consejería también estamos trabajando en la Plataforma de Competitividad del Vino y en la Plataforma de Competitividad de la Agroindustria. Estas están algo menos desarrolladas debido a que la crisis en la que está sumido el sector lácteo, ha precisado acciones urgentes, que nos ha detraído gran parte de la atención.
Todas las Plataformas que se están desarrollando o que se desarrollen en el futuro, tienen una estructura básica, de elementos horizontales comunes, como son formación, investigación, información, comunicación e internalización. En todos estos elementos se está ya avanzando y se aplicarán las Plataformas que se vayan constituyendo.
Por su parte, la Plataforma de Competitividad de la Agroindustria va a llevar el peso de la comercialización exterior de todos los productos castellano-leoneses, porque siempre es más fácil y eficiente hacer una misión comercial a un país, llevando una serie de productos de calidad, que hacerlo con uno solo. De esta forma, se suman esfuerzos y se profundiza más en la marca de Castilla y León.

– El Ministro francés de Agricultura está pidiendo que se active también el artículo 222 para el sector porcino, con el fin de permitir acuerdos de regulación de la producción. ¿Cuál es su opinión al respecto?.
– Efectivamente, en el porcino también ha habido un incremento de producción, pero en este sector debemos trabajar en un aumento de las exportaciones para dar salida a esta carne adicional. Nuestro sector porcino es muy competitivo y tenemos una producción muy eficiente que no tenemos que reducir. En esta línea de la exportación, también está trabajando la Comisión Europea. Hace unos días, el Comisario de Agricultura, Phil Hogan, estaba de misión comercial en China y Japón, que son dos grandes importadores de porcino comunitario. Esperamos que esta misión haya sido fructífera y que podamos posicionar más porcino en el exterior. También, recientemente se ha abierto México al porcino español, que supone otra oportunidad de internalización para nuestro sector.
Nuestra Comunidad apuesta por mirar hacia el exterior. Así lo prueba, que hace unos días, el presidente Herrera haya presentado la Estrategia de Internalización de Castilla y León. Se trata de una Estrategia global para todos los sectores en la que una de las apuestas claras es la de la internalización del sector agroalimentario.

– El sector remolachero-azucarero es otro sector de gran peso en la Comunidad de Castilla y León y que en menos de 2 años dejará de estar regulado por el sistema de cuotas de azúcar. En el sector lácteo, la Comisión preveía un aterrizaje suave ¿cree usted que en el sector azucarero habrá un aterrizaje suave? ¿qué medidas cree que deberían tomarse?
– Desgraciadamente en el sector lácteo no hemos tenido un aterrizaje suave. Es cierto, que hubo países que en 2007-2008 empezaron a tomar medidas, para prepararse para la desaparición de las cuotas, pero en España, a nivel nacional, no se hizo. La Ley de la Cadena Alimentaria se empezó a plantear en 2012. Si se hubiera planteado en 2008, estaríamos ante otro panorama. Es ahora cuando se están regulando las relaciones contractuales y desarrollando la normativa que va a permitir saber a que precios vende cada eslabón de la cadena y donde está el beneficio o la pérdida. Por este motivo, de cara a la remolacha, mi planteamiento es anticiparnos al fin de las cuotas de azúcar. Estamos elaborando un profundo estudio de la situación del sector y de sus perspectivas, con el fin de estar preparados.
Es cierto, que los condicionantes del cultivo de remolacha son totalmente distintos a los de la producción de leche, ya que ésta última puede aumentar mucho en un período breve de tiempo y la remolacha, no. Estamos trabajando con Azucarera y con Acor para ver cuál es el dimensionamiento que pueden tener en sus fábricas, para obtener el mayor rendimiento que garantice la rentabilidad del cultivador y la productividad de la empresa.
Nuestro objetivo tiene que ser que la remolacha sea una cultivo atractivo para el agricultor castellano-leones, con el fin de que se produzca la suficiente raíz para rentabilizar el funcionamiento de las fábricas, siempre y cuando medien acuerdos entre las partes que proporcionen garantía y estabilidad a los cultivadores y competitividad a la industria.
En nuestra Comunidad, ya hemos empezado a aplicar medidas para favorecer el cultivo, como es el caso de la ayuda a la remolacha que está incluida en nuestro Programa de Desarrollo Rural. También estamos trabajando en fórmulas para mejor la rentabilidad del cultivo, el cual soporta elevados costes.

– La modernización de las estructuras productivas recibe una parte muy significativa de los fondos del nuevo Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, acompañando a la inversión privada de las explotaciones agrarias y del resto de empresas del medio rural. ¿Cuál puede ser la contribución de las empresas agrarias y alimentarias a la recuperación del empleo y del tejido productivo regional?
– Actualmente, hay 35.000 personas vinculadas al sector agroalimentario en Castilla y León. En este momento, hay dos líneas de financiación dentro del Programa de Desarrollo Rural, que buscan impulsar la industria agroalimentaria. Una de ellas, son las convocatorias de subvenciones a fondo perdido que se vienen sacando. La otra es novedosa, ya que se va a hacer por primera vez y recoge medidas de financiación para apoyar la inversión de las industrias agroalimentarias. Se esperan movilizar más de 550 millones de euros en forma de garantías y avales para las empresas agroalimentarias que quieran crecer y activar el empleo. También hay una línea de apoyo a la externalización y a la comercialización.

– Las ayudas a los jóvenes agricultores han tenido un fuerte incremento ¿qué resultados se esperan de esta apuesta por el rejuvenecimiento del sector?
– Nuestro objetivo es incorporar 5.000 nuevos jóvenes al campo. Para ello, se han incrementado las ayudas de incorporación hasta 81.000 euros por joven incorporado. Consideramos que es fundamental que el campo se rejuvenezca, se modernice, que se empiece a tener una visión más empresarial y que se aumente la capacidad de asociación entre los productores para tener más poder de negociación. Es importante que los jóvenes vayan tomando el testigo de los agricultores ya mayores, más ligados a la tradición, pero que no obstante, han realizado una valiosa labor en el mundo rural de Castilla y León.
Sabemos que el rejuvenecimiento y modernización del sector de la mano de los jóvenes es una tarea complicada. Comprendemos las dificultades con las que se pueden encontrar, por la disponibilidad de tierras, por la dureza de la vida en el medio rural…, por lo que tenemos que ser capaces de hacer que el sector sea más atractivo, y no solo el agrario, sino también el agroalimentario, para que las industrias se implanten en el medio rural, generando empleo y beneficiándose de la proximidad de la materia prima.
La línea de financiación de los Grupos de Acción Local de 130 millones de euros va vinculada a que haya generación de empleo en el medio rural, puntuando más, cuando es un joven o una mujer el que ocupa el puesto de trabajo que se genera y cuando la actividad va asociada al sector primario. Estos criterios los estamos incorporando a todas las líneas de actuación de la Consejería.

– De las 592.000 mujeres que viven en el medio rural de Castilla y León, solo 12.000 están incorporadas en el sector agrario, ¿qué esta haciendo la Junta para potenciar el papel de la mujer en el ámbito rural?
– Estamos trabajando en el desarrollo de la Directriz para promover la incorporación de la mujer en el sector agrario. Es una apuesta del Presidente Herrera y del Gobierno Regional para fomentar la participación y la igualdad de la mujer en el sector agroalimentario. La Directriz busca la discriminación positiva de la mujer en el acceso a las líneas de financiación. Desde la Consejería, como comentaba antes, ya hemos hecho esta discriminación positiva hacia la mujer en la aprobación de la financiación para los Grupos de Acción Local, en la que uno de los elementos clave para la distribución de los fondos ha sido el número de mujeres.
Hace unos días, tuve la oportunidad de presidir en Burgos la primera reunión del grupo de trabajo, que cuenta con 14 mujeres que son reflejo de la realidad actual de la mujer en el campo, ya que se encuentran representadas las mujeres activas, las recién incorporadas, las jóvenes tramitando la incorporación o tramitando la titularidad compartida. Asimismo, el grupo cuenta con mujeres que son agricultoras, ganaderas, cooperativistas, de la industria transformadora y representantes de los Grupos de Acción Local. Este grupo de trabajo, que ha empezado ahora a reunirse, tendrá que analizar las debilidades y fortalezas que actualmente tienen las mujeres para incorporarse al campo y a la agroindustria y plantear iniciativas.

– En el nuevo PDR de Castilla y León, el apoyo público a la agricultura y al medio rural se mantiene sin recortes en comparación con el período anterior. Si se analizan las diferentes fuentes de fondos, se comprueba que el esfuerzo principal recae sobre la Junta, que ha incrementado mucho su contribución, compensando la sensible reducción de fondos del Ministerio. ¿Ha sido muy difícil conseguir estos fondos adicionales, en estos tiempos tan difíciles para las haciendas de todos los gobiernos?
– Este esfuerzo realizado por la Junta es muestra del compromiso del Presidente Herrera con el sector agrario. En otras CCAA se ha reducido la aportación autonómica, y por tanto, se vana a perder fondos europeos. Por el contrario, en Castilla y León hemos optado por no perder estos fondos y por poner a disposición de los agricultores y ganaderos el volumen de dinero equivalente al del período de programación anterior. Tenemos más de 1.800 millones de euros para modernizar y desarrollar el campo, además de contar con las acciones de mejora de infraestructuras que financia el Ministerio y el FEADER.

– El Comisario Hogan tiene previsto llevar a cabo una simplificación de la PAC. ¿Qué medidas de simplificación son las que Castilla y León va a transmitir al Ministerio para que las defienda en Bruselas?
– Creo que las ayudas de la PAC se pueden y se deben simplificar todo lo posible, porque la gestión actual es muy compleja, se precisan muchos controles, que en muchos casos son repetitivos. En Castilla y León se ha conseguido simplificar bastante, pero aún así, estamos dedicando casi tanto tiempo a la gestión como a los pagos. Creemos que sería razonable ir a una simplificación que facilite los trámites a los agricultores y a los ganaderos y también a la propia administración, sin que por ello, se deje de ser serio y riguroso.
Quiero aprovechar para agradecer a todo el equipo de la Dirección General de Política Agraria Comunitaria de la Consejería de Agricultura la labor realizada, ya que ha trabajado sin descanso y se ha conseguido ser la primera Comunidad Autónoma en realizar los pagos. El primer día que la Comisión Europea permitía iniciar los pagos, Castilla y León lo hizo. A día de hoy, todavía hay Comunidades Autónomas no han pagado nada mientras que nosotros llevamos pagado el 99%.
Además, hay que buscar una mayor vinculación entre las políticas de las ayudas y las políticas de mercado. No puede haber ayudas a una producción que no es demanda en el mercado, porque con ello, lo que estamos generando un problema. Tendría que existir un equilibrio y coordinación entre lo que se potencia y lo que realmente se demanda.

– Desde la Consejería se ha ayudado mucho al sector de la patata para promover la constitución de una interprofesional regional, que será la primera de Castilla y León ¿en qué estado se encuentra actualmente la interprofesión?.

– La constitución de la interprofesión de la patata se encuentra ya muy avanzada. Desde la Consejería de Agricultura se va a ayudar para hacer una consulta al sector en relación a si quiere o no la interprpfesión. La normativa castellano-leonesa de organizaciones interprofesionales exige que más del 50% del sector de su respaldo a la interprofesión, para que ésta pueda constituirse.
Para recabar esta información, la Consejería va a hacer uso del boletín de la patata que manda a los cultivadores. En el boletín de este mes se va a incluir un formulario personalizado con su nombre y con el número de hectáreas de patata que han indicado en la solicitud PAC, con el que podrán otorgar su representación a una candidatura única formada por ASAJA, La Alianza UPA-COAG, UCCL y URCACYL para la constitución de la interprofesional. El papel de la administración será el de recibir esta información y si es conforme con la normativa autonómica, aprobarla.

– Acaba de presentar la Estrategia +Sabor en Alimentaria 2016 para la marca Tierra de Sabor ¿con qué objetivo? ¿con qué líneas de trabajo?
– Sí efectivamente hemos presentado la Estrategia +Sabor que pretende dar un impulso a la marca Tierra de Sabor, que es ya muy conocida, pero queremos que también sea más querida y atractiva, no solo para el consumidor sino también para las industrias, para que cada vez sean más, las que quieran trabajar bajo el paraguas de Tierra de Sabor. Hemos realizado un análisis de cómo se ha estado comportando la marca durante estos últimos años y hemos visto que la mayor parte de la empresas adheridas son pequeñas industrias artesanas. Queremos que Tierra de Sabor siga siendo atractiva para estos pequeños productores pero que también lo sea para las grandes industrias.
Con la nueva Estrategia +Sabor vamos a trabajar en dos líneas. Por un lado, buscando la especialización de la marca. Vamos a crear la categoría Sabor Gourmet, para los productos de alta gama destinados al consumidor más exigente. En esta categoría estarán aquellos productos de más calidad que cumplan una serie de requisitos y que gozarán de una promoción especial, tanto dentro como fuera del país y en los canales gourmet. Además, un comité de expertos evaluará cada año si cada producto se sigue mereciendo o no, permanecer en la categoría Sabor Gourmet.
Por otro lado, vamos a hacer más querida la marca Tierra de Sabor, segmentando la oferta a través de cuatro líneas: Sabor Social, Sabor Saludable, Sabor Ecológico y Sabor Artesano. El corazón Sabor Social mostrará el compromiso de las industrias agroalimentarias con entidades sociales de Castilla y León. Sabor Saludable englobará alimentos asociados a la dieta mediterránea y aquéllos que tengan en cuenta las necesidades de determinados colectivos con intolerancias alimentarias. Sabor Artesano persigue dar un impulso a los alimentos naturales producidos en el ámbito rural, en buena medida de forma artesanal. Sabor Ecológico distinguirá a los productos ecológicos.

2017-03-13T19:42:56+00:00

Leave A Comment