“Daño irreversible al sector”

Lo afirmaron, comunicado mediante, la Acovi (Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas) respecto de las propuestas de reforma impositiva presentadas por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y a quien solicitan eximir al vino de esa medida y, sobre todo, rechazan la caracterización de la bebida nacional como producto no saludable.

El asunto excedió al sector vitivinícola. Hoy se conoció el inédito respaldo de la Camem (Cámara de Empresarios Mineros de Mendoza) que apoyó al planteo de Acovi (cliquear aquí).

La entidad señaló:

Nos llama fuertemente la atención este impuesto luego de los encuentros que el sector ha mantenido con el gobierno Nacional en los cuales se ha explicado y transmitido las características y realidad de la Vitivinicultura y las bondades para la salud de nuestro producto.

En primer lugar, el vino es un alimento y  como tal no puede ser equiparado con otros productos no saludables como las gaseosas, bebidas endulzadas con glucosa y los cigarrillos. Está mundialmente comprobado que es un alimento con importantes beneficios para la salud, tal como lo expresa la Ley Nacional que establece al Vino como Bebida Nacional.

A su vez es un gran golpe para nuestra economía regional que merece otro tipo de tratamiento por el empleo y el arraigo que genera. En la vitivinicultura se trata de 100 mil familias que en forma directa trabajan en los viñedos. En total, hablamos de 385 mil empleos directos e indirectos generados en todo el país.

El sector vitivinícola se encuentra atravesando una fuerte baja en el consumo y un impuesto agravaría aún más la situación de los precios. Cabe recordar que cuando la actividad deja de ser rentable aumenta el abandono de viñedos. Actualmente ya hay entre 25.000 y 30.000 hectáreas ya abandonadas o semi-abandonadas y esta situación lo profundizaría.

Por otro lado, la medida no se condice en absoluto con bajar la carga tributaria anunciada a los sectores productivos, además, se anunció en forma unilateral, sin el apoyo provincial ni del sector.

Un impuesto al vino acentuaría la crisis del sector y produciría un daño irreversible, poniendo en juego la continuidad de la vitivinicultura argentina.

Por ello, vamos a trabajar fuertemente y de forma conjunta con las entidades del sector, el gobierno provincial y los legisladores nacionales, para presentar al ministro Dujovne todos los argumentos para que se revea esta propuesta.

2017-11-02T21:20:38+00:00

Leave A Comment