“El Gobierno sin déficit fiscal”

El que lo asegura es Salvador Di Stefano, analista de negocios, en su último informe. Y agrega que “el gobierno de Macri no tiene déficit fiscal primario, la herencia de subsidios lo deja en rojo. Esta incrementando el gasto en infraestructura, las jubilaciones, y se pierde menos en las empresas públicas. La economía sigue fría”.

Entre otros temas, también analiza si hay un boom de importaciones, el valor del dolar, las prestaciones sociales y el consumo.

Estos son los principales conceptos de Di Stefano:

  • “La balanza comercial argentina esta mejorando, el comercio del primer bimestre del año 2017 fue superior al observado en los años 2016 y 2015, pero sigue siendo un comercio mezquino. Las exportaciones ascendieron a U$S 8.140 millones y suben el 1,5% respecto un año atrás. Las importaciones se ubican en U$S 8.350 millones, y crecen el 3,3% respecto un año atrás. El saldo de la balanza comercial es negativo en U$S 210 millones, lo que implica que no ingresan dólares por este canal de comercio”.
  • “En el primer bimestre del año se importaron U$S 1.194 millones en concepto de bienes de consumo un 14,9% más que un año atrás. Ingresa más mercadería, pero no es una suma que debería afectar a toda la economía. En términos nominales se importaron U$S 155 millones más que un año atrás”.
  • “Al resto del año lo veo complicado, porque tenemos bajos precios en las materias primas, si queremos terminar el año con una balanza comercial positiva, se deberán controlar más las importaciones, tenemos un tipo de cambio muy bajo, y no somos competitivos. El dato más importante es que en el primer bimestre las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial crecieron el 6,7% anual”.
  • “El saldo de la balanza comercial con China es el más negativo y asciende a U$S 1.021 millones. Comparado con el superávit de balanza comercial que tenemos con Asia excluida China que asciende a U$S 542 millones”.
  • “Recordar que los chinos nos prestaron U$S 11.000 millones para sostener las reservas, imposible tomar medidas proteccionistas en esta coyuntura, la invasión silenciosa seguirá adelante”.
  • “Desde nuestro punto de vista el gobierno cambio de metodología y enturbió los números, por otro lado, el PBI creció gracias al mix de mayor inflación en pesos y tipo de cambio retrasado, esto hace que las variables estén en línea con las proyecciones del ministerio de economía, pero como siempre hay mucho de maquillaje en las cuentas públicas”.
  • “Nosotros seguimos con la metodología de un año atrás, y los resultados que no dieron son los siguientes: 1) Los ingresos son más elevados que los egresos con lo cual no estamos perdiendo el eje de acrecentar a futuro el déficit fiscal. 2) Preocupa como sube la partida intereses, entre los que pagamos a terceros y al propio Estado por prestamos cruzados, esta partida creció el 70% anual. 3) El déficit primario medido como porcentaje de PBI se ubica en el 4,4% anual para los últimos 12 meses, y el pago de intereses asciende al 2,2% del PBI. En concreto tenemos un déficit de 6,6% de PBI que se ubica en los U$S 36.910,5 millones para el acumulado de 12 meses”.
  • “Como atenuantes a estas cifras: 1) El gasto de capital creció el 33,9% en el primer trimestre del año, y seguirá creciendo porque se están poniendo en marcha muchas obras públicas. 2) Del incremento de gasto corriente del primer bimestre del año 45% corresponde a seguridad social, y 20% a transferencias al sector privado (subsidios). Esto quiere decir que el 65% del incremento de gasto corresponde a partidas sociales. 3) Baja 34% el déficit de empresas públicas”.
  • “Los diarios terminan leyendo la letra final, pero no la letra chica del presupuesto. Nosotros contamos la verdad no hacemos ideologia. Al Presidente sus amigos lo adulan en público, y lo critican en privado. Hay que comenzar a sacarse la careta”.
  • “Seguimos arrastrando problemas de la herencia, que el gobierno no se dispone a explicitar”.
  • “Según datos del gobierno el déficit primario del primer bimestre es de 23.160 millones, si le restamos la herencia de los subsidios económicos (energía, transporte y déficit de empresas públicas) que ascienden a $ 23.432 millones, el gobierno no tendría déficit fiscal primario. Esto implica que la gestión Macri no empeoro el presupuesto”.
  • “Las prestaciones sociales, pasaron de 122.500 a 177.000 millones, una suba del 44,6%, mucho más que la inflación, aquí se incluyen jubilaciones, pensiones, Asignación Universal por Hijo (AUH), pensiones no contributivas y todos los programas sociales, no se quitó ningún plan respecto a la gestión anterior y se otorgaron más beneficios”.
  • “Se otorgaron más AUH que crecieron un 76,7% en monto asignado respecto un año atrás”.
  • “Macri no aumentó el déficit. El déficit es parte de la herencia”.
  • “Si no se endeuda tiene que bajar el gasto, subir impuestos o privatizar empresas, cualquiera de estas medidas haría ingobernable la Argentina”.
  • “¿Cómo financia el déficit? Si lo hace emitiendo vamos a una espiral inflacionaria. Si lo hace tomando deuda en pesos sube exageradamente la tasa de interés. Si toma deuda en dólares plancha el tipo de cambio”.
  • “Está tomando deuda en dólares y plancha el tipo de cambio. A esta sumále el blanqueo, y una modesta entrada de dólares para inversión, esto genera un dólar planchado que según algunos analistas llego para quedarse”.
  • “Algunos dicen dos años, nosotros creemos que en el 2018 habrá un ajuste, pero que luego seguirá planchado en el 2019”.
  • “Esto es malo para la Argentina. Pero es el plan que se eligió. Si lo quiere cambiar vote a otro en el 2017 y 2019, yo no tengo la culpa. Avise siempre que quería un tipo de cambio alto, y se hizo lo contrario. Evidentemente no soy tan importante para que mi opinion sea tenida en cuenta”.
  • “¿Qué nos puede salvar? Un shock externo, es decir, una suba generaliza de los productos primarios. Por ahora nada se ve en el horizonte, pero habría que ponerse a rezar”.
  • “Mientras tanto, el tipo de cambio bajo obliga a subir la escala de los negocios, los salarios solo crecen al ritmo de la inflación, los impuestos se comen el dinero que se destinaba al consumo, es un escenario muy ajustado”.
  • “Todas las empresas deberán ajustar el plan de negocios y readecuarse a esta nueva realidad. No se puede seguir tomando decisiones como unos años atrás, hay que sacarse el chip Kirchnerista. No tiene sentido comprar dólares, guardar la soja, tomar créditos a tasas elevadas, o constituir stock en empresas comerciales. La industria tendrá que redefinir su rol, y buscar más rentabilidad llegando al canal comercial. Todos tendremos que salir a capturar renta, en el campo se gana más en la comercialización que en el lote, son los nuevos desafíos de los emprendedores, comprender que la realidad cambio, y no podemos seguir haciendo lo mismo que un año atrás”.
2017-03-30T21:53:50+00:00

Leave A Comment