El maíz aportará casi 40 MTns

Son estimaciones de Maizar que señaló “las cifras de cosecha no cambiaron respecto de la cifra de abril. Con casi 1.000.000 Has más sembradas en este ciclo, frente al 2015/16, y una mejora de rinde de 3.5 Tns/Ha (vs ciclo 2015/16) -el promedio sería de 9Tns/Ha, la producción superará en un 26% al volumen del pasado ciclo. Con 1,06 M de Has que no entrarían a circuito comercial, la producción nacional queda estimada en 38 MTns a escala nacional. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires sigue en los 37 MTns. En el sector privado las cifras tienden a estar por encima de los 38 M: entre 37.5 y 40 MTns”.

Y agrega “los cuadros que mejor expresaron rindes tuvieron una combinación exitosa de fecha de siembras más retrasadas, mejor tecnología aplicada y lotes que desagotaron con más eficiencia los excesos pluviales. Ahora las expectativas se ponen en los maíces tardíos y en los de segunda. Puede haber rendimientos muy interesantes, con rindes semejantes o aún mayores que en los de primera”.

Y puntualizaron estos problemas en la campaña:

  • Humedad: “la mercadería con valores por encima del 14.5% debido a un secado incompleto en el lote provoca el descuento en el precio u obliga al productor a incurrir en gastos de secada. Debido a la alta exigencia energética, la secada presenta tarifas que atentan con los márgenes finales del cultivo, además de alterar las propiedades del granos si la temperatura del procesos no es la adecuada”.
  • Flete: “es uno de los costos que más inciden a la hora de cerrar números. En nuestra región representa aproximadamente un 30% del total de costos, superando incluso al costo de la semilla híbrida por hectárea. En las zonas extra-pampeanas el costo del flete puede derivar en márgenes negativos, por lo tanto se procura el consumo in-situ”.
  • Tránsito: “cuando sucede un evento climático húmedo como el de este año y el anterior, los excesos de agua en numerosas áreas geográfica como el norte y oeste de la provincia de Buenos Aires hace que se inhabiliten el paso de las maquinarias, y camiones, incluso de las 4×4, afectando la logística de la actividad. El tránsito en húmedo induce a la aparición de profundas huellas que al secarse pueden provocar vuelcos en los camiones cargados. Los caminos rurales presentan en general muy poco mantenimiento, tanto de las autoridades como de los propios usuarios que transitan en húmedo”.
  • Infraestructura: “a la red vial primaria y secundaria del país le falta pavimentación: según el Consejo Vial Federal, sobre un total de 240 mil km relevados de redes primarias y secundarias: La mitad son caminos de tierra (115.000 km) y apenas 81.000 Km están pavimentados (34%). Otro tema es la falta de autopistas y autovías: Argentina tiene apenas 1.100 Km de autopistas y 1.700 Km de autovías. Faltan banquinas pavimentadas: de las 33.800 Km de rutas nacionales, sólo el 8% posee banquinas pavimentadas, 25% de las banquinas están estabilizadas con ripio y el 67% restante posee banquinas de tierra o suelo. Asimismo , no contamos con señalización en las rutas, faltan puentes e intercambiadores en los cruces ferroviarios”.

Sobre este último punto Maizar recuerda que “la Argentina tiene 400 mil km de caminos rurales, de los cuales 270 mil están localizados en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y la Pampa. Hubo épocas donde existió financiamiento para los caminos rurales. A principios del siglo XIX la Ley 5315 de 1907 creó un fondo específico con el 3% de lo recaudado por concesiones ferroviarias. Rigió hasta el fin de las concesiones en 1930. Luego existió el Decreto Ley 9875/56 ‘Plan de Caminos de Fomento Agrícola’ donde surgieron los consorcios camineros, comisiones municipales, etc. Desde 1977 se eliminó este plan”.

Para la entidad el resultado es evidente: “Caminos sin conservación, severas erosiones, cortes cada vez más prolongados, camiones sin completar carga para no encajarse, costos elevados de transporte”.

La campaña que viene

Sobre este punto, Maizar comentó que:

  • Semillas: “Hay movimientos en la comercialización de híbridas, modos de financiarla y un gran entusiasmo (en algunas áreas como la provincia de Córdoba) por parte del productor en apostar al cereal en la próxima campaña 2017/18. También hay que tener en cuenta que no parece que este campaña que se cierra deje una situación tan holgada de márgenes. Menores precios y rindes en la 2016/2017, parecen volver a reconsiderar cada gasto que se hace, aunque en la mira de todos los productores están el foco de hacer maíz junto al trigo”.
  • Insumos: “Seguramente se busca reposicionar el uso de insumos en paquetes de alta tecnología y anticiparse en materia de compras para lograr mejores precios. En el norte el trigo parece estar cambiando hacia girasol, y allí los híbridos más buscados parecen estar retirados en busca de un mejor precio”.
  • Mercado mundial: “Las existencias globales son abultadas, sin embargo hay un quiebre en la tendencia alcista de la oferta. Estados Unidos reducirá el área de maíz incrementado la de soja mientras que, según el último informe del Departamento de Agricultura de los EE.UU., USDA, la oferta global se reduciría en la campaña 2017/18 . Este hecho le brindaría un soporte al precio del cereal haciéndolo aún más atractivo para producir en Argentina. Vale destacar que el USDA incrementó su previsión de producción argentina de maíz 2016/17 hasta los 40 millones de toneladas, proyectando al mismo tiempo exportaciones por 27.5 Mt. Para la nueva campaña, en tanto, descuenta una producción idéntica pero ventas al exterior por 28.5 MTns, destacando la performance exportadora de nuestro país”.

 

 

2017-05-17T12:08:39+00:00

Leave A Comment