“El Niño” hasta la primavera y “La Niña” en verano

Esta es la síntesis que se desprende del último informe elaborado por Eduardo Sierra sobre las Perspectivas agroclimáticas estacionales pra el final de la Campaña 2015/2016 y la primera parte de la Campaña 2016/2017 para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Sierra comenta que “según es normal en los episodios intensos, tales como los que afectaron a las temporadas 1982/1983, 1997/1998, el proceso de disipación de ‘El Niño’ 2015/2016 se está cumpliendo en forma muy lenta, manteniéndose una fuerte acción residual”.

Y advierte que “debido a ello, durante el otoño continuarán produciéndose fuertes lluvias, con riesgo de crecidas de los grandes ríos, anegamientos de zonas bajas, y ataques de enfermedades de fin de ciclo, plagas y malezas, demorando la cosecha, e incrementando los gastos de acondicionamiento, almacenaje y transporte de la producción”.

Como aspectos positivos, el analista puntualiza que “los puertos fluviales contarán con buen calado y que los suelos de gran parte del área agrícola quedarán con abundantes reservas de humedad, que favorecerán a la campaña agrícola 2016/2017”.

Clima BCBA finalEl clima que viene en primavera y verano.

El informe de Sierra señala que “un foco de acción se mantendrá activo por lo menos hasta la primavera próxima, sobre el este del Paraguay, el Nordeste Argentino, el sur el Brasil y gran parte del Uruguay, mostrando una racha tardía de fuerte actividad, que podría causar un creciente otoño/invernal de los grandes ríos, particularidad que se ha dado en todos los episodios de ‘El Niño’ de gran intensidad, como es el caso del presente”.

También explica que el ambiente cálido y húmedo determinado por el fenómeno, continuará promoviendo los ataques de enfermedades y plagas, y favoreciendo la proliferación de malezas, a la vez que las “frecuentes precipitaciones seguirán obstaculizando las labores agrícolas, y generaron gastos adicionales de acondicionamiento, almacenaje y transporte de la producción”.

Y recuerda que “en todos los episodios de “El Niño” precedentes, los volúmenes de producción de los cultivos estivales alcanzaron valores elevados”.

Y concluye señalando que “las irregularidades exhibidas por el agroclima durante las últimas campañas agrícolas, tanto a nivel nacional como internacional, indican que no es prudente hacer cálculos exitistas, y que debe dejarse siempre un margen de seguridad en las proyecciones económicas y productivas que se realicen”.

2017-03-13T19:42:58+00:00

Leave A Comment