España: € 710 M en seguros

El subsecretario de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, ha subrayado ayer la importancia del sistema de seguros agrarios español, señalando que se puede considerar como el más desarrollado y con mayor nivel de cobertura a los distintos riesgos naturales, de todos los Estados miembros de la Unión Europea.

Así lo ha afirmado en la inauguración de la Jornada “Desafíos del seguro agrario: Cambio climático y gestión de riesgos” que, organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos Agrícolas en colaboración con CajaMar, se ha celebrado en la sede del Departamento.

Un foro en el que el subsecretario ha recordado el reto que supone el cambio climático para el sector agroalimentario, como actividad intimamente ligada a las condiciones oro-climáticas.

Haddad, entre otros conceptos señaló:

  • La necesidad de equilibrar el impacto que la actividad agraria tiene sobre el medio ambiente, sin olvidar el impacto de los cambios en las condiciones climatológicas y del aumento de fenómenos extremos sobre una actividad íntimamente ligada al mismo, como es la agraria.
  • Que el Gobierno sitúa entre sus prioridades la apuesta por los intereses del sector agrario y, en particular, de la gestión de riesgos, apoyando los seguros agrarios y dándoles un trato preferencial, diferenciado, abogando por garantizar la sostenibilidad medioambiental, económica y social.
  • Frente a las condiciones climatológicas, el sistema de gestión de riesgos ha sabido responder, y ha servido para que el descenso lógico de ingresos se vea minorado con unas indemnizaciones que han superado los € 710 M.
  • En relación con la contratación del último Plan de Seguros Agrarios Combinados, ha destacado que se ha llegado a duplicar el número de pólizas, y eso teniendo en cuenta que en 2017 ya veníamos de un año récord de capital asegurado.
  • El Plan contempla un total de 43 líneas de seguros, de las cuales 27 están dirigidas a agricultores, 12 a ganaderos, 3 a propietarios de explotaciones acuícolas y 1 a propietarios forestales, cubriendo la totalidad de riesgos climáticos y otros eventos que escapan al control de los productores. Además, su grado de desarrollo permite que, para determinadas producciones, se cubran, además de las pérdidas por producción, los daños en instalaciones y en la plantación.
  • Destacó las últimas modificaciones del reglamento Omnibus, que introducen avances muy significativos en materia de instrumentos de gestión de riesgos. Así por ejemplo, permite que en seguros contra riesgos climatológicos, financiados con cargo al FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural), se reduzca del 30% al 20% el umbral de pérdidas para poder conceder compensaciones; o en materia de instrumentos de estabilización de ingresos, se establece la posibilidad de dirigir este tipo de instrumentos para sectores específicos y no solo multisectoriales, reduciendo también el umbral del 30% al 20% de pérdidas para el desencadenamiento de la compensación.
  • Insistió en la necesidad de que el sector internalice los costos del seguro como un gasto más de la explotación, permitiendo la dispersión del riesgo y unas primas más accesibles.
  • Subrayó el compromiso del Gobierno con los Seguros Agrarios Combinados, recordando que se dedica a las medidas de gestión de riesgos, un elevado nivel de apoyo con más de € 250 M en 2017, y que el Ministerio concederá, por cuarto año consecutivo, el máximo respaldo permitido por la UE a la contratación de pólizas que cubren daños catastróficos, asumiendo el 65% del costo del seguro.
2018-04-13T15:55:03+00:00

Leave A Comment