“Esta matriz de corrupción se generó en Río Gallegos”

Lo afirmó el exlegislador Carlos Brown (Partido Fe-Buenos Aires) y agregó que “cada golpe que se da es inconmensurablemente mayor al anterior”, en relación a los escándalos de corrupción en los que se ven involucrados exfuncionarios kirchneristas, mientras criticó que estos casos impacten a la ciudadanía, pero no a los dirigentes, como es el caso del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, al que se le imputan vinculaciones con el Triple Crimen de la efedrina, o el megaescandalo de corrupción del ex secretario de Obras Públicas José López, que no tuvo mayor repercusión en el Parlasur, donde el hombre detenido no fue expulsado ni suspendido.

Según consigna Germán Marcucci, en SMNNoticias, “Tato” recordó que el caso de la diputada Norma Godoy, expulsada del Congreso por “inconducta manifiesta” tras proferir insultos y amenazas a los periodistas de un programa televisivo, y a razón de eso criticó que “que un diputado del Parlasur esté inmerso en una cuestión vinculada con la corrupción, no tenga sanción”.

Brown(Foto: SMNNoticias)

“Esto es una matriz de corrupción que se generó en 1987 en la ciudad de Río Gallegos y se traslado hacia toda la República Argentina”, exclamó, y señaló que lo que está en juego es la fe pública.

“Dicen algunos encuestadores que la ex presidenta Cristina Fernández de 28% de imagen positiva ha bajado a menos del 10%”, comentó en relación, e indicó: “Hay una clara ruptura de la ciudadanía con los políticos como no se vio ni siquiera en 2001”.

Para Brown, la antipatía de la gente tendrá una repercusión directa en las próximas elecciones intermedias de 2017, beneficiando desde su visión al gobierno “como una expresión más nueva”, mientras que el peronismo “tiene que hacer un gran esfuerzo para lograr un proceso de renovación como en su momento fue el de Antonio Cafiero”.

“El de los Kirchner fue un peronismo corrupto que le ha hecho un daño sustancial a la ciudadanía”, señaló y consideró que quienes encaren el recambio político deberán ser “figuras que poco o nada hayan tenido que ver” con la anterior administración.

En el aspecto económico, el presidente del Movimiento Productivo Argentino piensa que aún seis meses de gobierno es un periodo corto frente “a un gobierno anterior que entrega una situación catastrófica, con contratos de obra pública sospechados”, y con denuncias de complicidad con empresarios.

También Brown habló de la cooperación de parte de la Iglesia, “a través de un obispo que ya no vive (Rubén Di Monte, del monasterio de General Rodríguez), y pudo haber tenido una relación con un gobierno corrupto”.

Cambiemos “está intentando corregir las cosas, con algunos errores y falta de feeling político”, comentó. “Deberían ser más cuidadosos en cuestiones que después tienen que dar marcha atrás”, como en las tarifas sociales, agregó.

 

2017-03-13T19:42:54+00:00

Leave A Comment