“La ley será determinante”

Lo dice Gerardo Bartolomé, fundador de DONMARIO -empresa semillera nacida en la localidad bonaerense de Chacabuco– y actual titular de GDM (Grupo DONMARIO) que hoy pisa fuerte también en las otras dos grandes potencias sojeras del planeta: Brasil y Estados Unidos.

Respecto de la situación hoy en el negocio de semillas autógamas en la Argentina, donde apenas 20% de la semilla de soja que se vende en el mercado es fiscalizada y en trigo se ubica en 26%, y en el blog de la compañía, afirmó:

  • “Yo creo que hay que decirlo con todas las letras: la situación que tenemos hoy es una vergüenza. Y que se apruebe una buena ley va a ser determinante para el futuro de esta industria”.
  • “Lo que va a pasar es que se seguirá ampliando la brecha que cada vez queda más clara entre el crecimiento de los rindes en Argentina y, del otro lado, nuestros competidores”.
  • “Cuando se discute sobre la ley en nuestro país muchos solo hablan sobre sojas resistentes a herbicidas o insectos, producto de eventos transgénicos que podrían no estar disponibles aquí sin un nuevo marco legal. Pero pocos hablan del germoplasma, que es lo que nosotros desarrollamos y que es necesario para trasladar a la biotecnología y que los cultivos rindan”.
  • “Este debería ser un tema estratégico para la Argentina, porque estamos hablando del primer eslabón de la cadena de la soja, que es el principal negocio que tiene el país”.
  • “Debe permitirse el uso propio por parte de los productores, pero debe pagarse por él. Y debe pagarse todo en la semilla, ya sea al comprar la bolsa al semillero o al declarar que se optará por la multiplicación y uso propio”.
  • “Esto será sustentable con un buen control, que hará que crezca tanto el germoplasma como la biotecnología”.
  • “Nadie pondría un airbag sobre un Ford Falcón modelo 1970. Nosotros hacemos un Audi, sobre el cual va el airbag que sería la biotecnología”.
2018-07-16T17:48:42+00:00

Leave A Comment