Las lluvias retrasan a la soja y el trigo busca mucho rinde

“La siembra de soja, las aplicaciones de fungicidas por las reinfecciones de roya, los controles de los nuevos nacimientos de maleas son algunas de las tareas que se demoraron por la presencia de constantes lluvias en la región”, señala el último Informe Semanal Zona Núcleo elaborado por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Hay algunas zonas -agregan los especialistas- que están muy comprometidas por gran la cantidad de agua caída; General Villegas recibió, en lo que va de octubre, un acumulado de 216 mm. Hay lotes encharcados y campos anegados.

En el sudeste de Córdoba se reporta la pérdida de algunas hectáreas de trigo por las inundaciones. Si bien se espera buen tiempo para este fin de semana, el panorama no es muy alentador para el comienzo de la semana que viene, ya que el lunes 24 regresarán las lluvias.

Mientras tanto, los productores maiceros apuestan al uso de la mejor tecnología para lograr la mayor producción posible, y los trigueros ya comienzan a perfilar los rindes para esta campaña.

lluvias-en-soja

“La zona núcleo ha estado recibiendo abundantes y continuas precipitaciones durante la primer quincena de octubre. Si bien se esperan mejores condiciones para este fin de semana, las precipitaciones volverían la semana que viene”, explica el informe de la GEA.

Y advierte que “las tareas de barbecho también se han visto frenadas por las lluvias. En los últimos días se registró un explosivo nacimiento de malezas, por lo que la falta de piso demorará las aplicaciones de control”.

cuadro-lluvias-gea

En cuanto al trigo, comentan que “para cubrir los costos de producción, los propietarios de los campos deberán obtener rindes mayores a los 2.5 a 2.7 Tns/Ha. La situación es más complicada para aquellos que alquilan campos, ya que los costos aumentan un 30%”.

Los técnicos advierten diferencias en los cuadros de trigo respectos a las fechas de siembra. Los mayores rindes se esperan para los trigos que fueron sembrados temprano. Estos presentan mejores condiciones que aquellos que fueron implantados más tarde.

Un 85% de del área implantada se clasifica como muy buena a excelente, mientras que un 14% de los cuadros exhibe condición buena, y un mínimo porcentaje como regular.

En cuanto al estadio que están atravesando los cultivares, un 48% de la superficie implantada se encuentra llenando granos, mientras que un 30% está espigando y floreciendo, y el resto se divide entre las etapas de encañazón, hoja bandera y espiga embuchada.

Maíces con “toda la salsa”

Los productores han apostado todo a esta campaña maicera. Se han utilizado híbridos de punta, buena fertilización, aprovechando el bajo precio de los fertilizantes, apuntando al mejor rinde posible.

Con los cuadros ya implantados, las plántulas de maíz presentan un buen estado, con 1 a 4 hojas expandidas. En algunos sectores, como en Totoras, los nacimientos fueron desparejos. Esto se debió a la falta de agua y las bajas temperaturas de septiembre.

En estas etapas toman relevancia las aplicaciones de fertilizantes. Los más usados son las mezclas que contiene nitrógeno más azufre.

Los productores comienzan a tener en cuenta los micronutrientes, por lo que en muchos casos está apareciendo el zinc en escena.

 

2017-03-13T19:42:48+00:00

Leave A Comment