Piden ayuda para el norte pampeano y bonaerense

“Nos hemos comunicado con el Ministro de la Producción pampeano, Ricardo Moralejo, para que se constituya la Mesa de Emergencia provincial a la brevedad”, señaló en relación a la situación de La Pampa, el vicepresidente 1° de FAA, Ariel Toselli.

Por su parte, se está pidiendo lo mismo para Buenos Aires, donde “ya se quebró la línea de los 1000 mm caídos en el año, lo que hace que nuestros socios, pequeños y medianos productores, estén severamente afectados al no contar con espalda financiera ni dinero corriente para hacer frente a los gastos diarios”, indicó el director de FAA Buenos Aires, Manuel Lucero.

la-pampaLa Pampa (Foto: FAA)

En La Pampa, se han registrado abundantes lluvias, con registros que superan los 200 mm que afectan nuevamente al sector de la producción agropecuaria y ponen en riesgo la implantación de la cosecha gruesa. Al momento, se dan casos de pérdidas totales y parciales de la poca cosecha fina implantada por anegamiento de terrenos.

Luego del difícil verano (en los tres primeros meses del año se descargaron más de 1.000 mm), este inicio de primavera está siendo crucial nuevamente para el sector rural y también urbano en pueblos como Ojeda, Alta Italia, Falucho, E. Martini, Ceballos, Ing. Luiggi, que ya sufren las consecuencias de los excesos hídricos.

Si bien la situación ya es de conocimiento público, se realizó un relevamiento con varios intendentes, dirigentes de entidades y productores, los que en su mayoría han expresado preocupación y coincidieron que la coyuntura actual es mucho mas grave que la experimentada meses atrás, con el agravante que los pronósticos indican copiosas lluvias para la semana entrante.

En la zona de Ojeda y Alta Italia, ya hay productores que no pueden acceder a sus predios si no es por la buena voluntad de sus vecinos, ya que las aguas han inundado los caminos y sigue ingresando en gran volumen. Esto se verifica al observar el caudal que baja desde Ojeda y pasa por una alcantarilla de la ruta Provincial N°2 “Grito de Alcorta” hacia la ruta P101 en dirección hacía la localidad de Vértiz.

no-baGeneral Villegas. (Foto: FAA)

El informe de los federados indica que en el partido bonaerense de General Villegas, durante el mes de octubre llovieron más de 250 mm en muchas zonas. En lo que va del año, en el sur del partido se quebró la línea de los 1.000 mm. Proyectando promedios de lluvias de los últimos 10 años, hacen esperar 300 mm más en lo que resta del año.

Hay una gran extensión del Partido bajo las aguas, y barrios amenazados por el ingreso del fluido en la ciudad cabecera del partido, General Villegas, con más de 20.000 habitantes.

Sumado a esto, localidades del partido como Banderaló, Cañada Seca y Santa Regina durante este otoño estuvieron amenazas con ingresos de agua proveniente del Rio Quinto, que ingresa en el noroeste del partido de General Villegas, trasladando un gran caudal recolectado en las provincias de San Luis y Córdoba.

Otras localidades como Santa Eleodora y Villa Saboya aparte de tener sus campos anegados sufren problemas de aislamientos, ya que sus caminos se tornan intransitables con vehículos convencionales.

Los campos del partido están en la mayoría anegados, quedando sólo las lomas en condiciones productivas o laborables. Se están generando daños irreversibles en los cultivos de invierno como trigos y cebadas, y también en pasturas, que tienen un alto costo de implantación.

La fecha de siembra óptima del maíz de 1ª se está terminando, lo que obligará a muchos productores a pasar los lotes a soja, con el problema que significa – desde el punto de vista de estabilidad del suelo- no poder rotar los cultivos y quedar con las bolsas compradas hasta el año siguiente.

Se le suma otro inconveniente a los tamberos, que lograron sobrevivir la crisis láctea. No podrán sembrar maíz a tiempo, para proveerse de reservas.

Los invernadores están teniendo problemas con sus novillos y en los campos de cría las vacas están pariendo en el agua.

Muchos sectores de los 3.300 km. de caminos rurales del partido están en condiciones precarias o cortados debido a este fenómeno climático.

Hay bolsones con granos en campos, al igual que hacienda gorda, que no se pueden sacar con el inconveniente económico que significa no poder disponer de ellos para poder pagar deudas contraídas con bancos, acopios, negocios de ventas de insumos y comercios locales, entre otros.

2017-03-13T19:42:48+00:00

Leave A Comment