Soria impulsa la emergencia frutícola

La diputada nacional María Emilia Soria (FPV-Río Negro) presentó un proyecto para declarar el estado de emergencia del sector de frutas de pepita y carozo en todo el territorio nacional, que contó con el apoyo de José Alberto Ciampini (FPV/PJ-Neuquén), Luis María Bardeggia (FPV/PJ-Río Negro), Marcos Cleri (FPV/PJ-Santa Fe) y Luis Eugenio Basterra (FPV/PJ-Formosa).

“Teniendo en cuenta la grave situación económica que atraviesa nuestro país que ha impactado fuertemente en la producción frutícola, ya que está siendo afectada por costos en alza, fuerte caída en la demanda, sobre oferta en el mercado, falta de financiamiento, excesiva presión fiscal y dificultades para colocar sus productos en el mercado exterior; surge la imperiosa necesidad de generar un marco propicio para que el Poder Ejecutivo implemente acciones tendientes a reducir la presión impositiva y los requisitos de acceso a financiamiento bancario para los productores afectados”, señaló, entre sus fundamentos, la legisladora.

soria

Según consigna NCN, Soria pide que “se instrumente a través del Banco Nación de la Nación Argentina, una línea de crédito para los productores frutícolas a cinco años de plazo por sumas de hasta un millón de pesos que cuente con un plazo de gracia de dos años y tasa máxima equivalente al cincuenta por ciento de la tasa pasiva del Banco Nación en sus operaciones de descuento”.

enfatizó: “Sin ir mas lejos, la tormenta de granizo que pasó hoy por Río Colorado dejó desolados a los productores de cereza. A lo complicado de la situación económica general se les suma ahora la pérdida de parte de su producción. El Estado no puede desentenderse de estas situaciones. Hasta que se decidan a implementar políticas de fondo que ayuden a la reactivación del sector, debemos garantizar al menos la subsistencia de la actividad, por ello pedimos declarar la emergencia frutícola”.

Finalmente, Soria agregó: “Justamente tratamos en Comisión de Agricultura una de las herramientas que propuse para mejorar la competitividad del sector, que es el Proyecto de Trazabilidad para la fruta de pepita y carozo que tiene como fin la obtención, sistematización y control de los datos relativos al cultivo, proceso, empaque y despacho de la fruta de pepita y carozo. Al contar con estos datos se podrá, entre otras cosas, cumplir con las normas que existen en materia de sanidad y seguridad alimentaría, con lo que el producto podrá ser más competitivo e insertarse en mercados externos que exigen este requisito. Lamentablemente Cambiemos sigue dando vueltas al tema y todavía no permite que esta iniciativa pueda avanzar para llegar a convertirse en Ley. Vamos a seguir insistiendo con este Proyecto de Trazabilizad y con el de creación del Instituto de la Pera y la Manzana que son herramientas para apuntalar la actividad, pero mientras tanto tenemos que garantizar que los pequeños y medianos productores puedan sobrevivir a esta crisis, por eso pedimos la declaración de emergencia”.

2017-03-13T19:42:45+00:00

Leave A Comment