Olivares hasta los huesos

(Foto: Agrocompador.com)

Olivares en la bioeconomía. O, lo que es lo mismo,  donde desde el aprovechamiento histórico también se van aprovechando oportunidades de negocios para rentabilizar el cultivo.

Según lo cuenta el portal agrocomparador, “los huesos de aceituna, los orujos, el hojín, los alperujos, el alpechín, entre otros residuos tienen excelentes usos que muchas veces por desconocimiento, se desechan sin más”.

Entre otros, los datos que difunde el portal son éstos:

  • En España se producen cerca de 420.000 toneladas de hueso, de las cuales se comercializan unas 323.000 y el resto son utilizadas en las propias almazaras y extractoras como fuente de calor durante los procesos de elaboración.
  • Actualmente las ventas de hueso de aceituna como biocombustible ascienden a 50,7 millones de euros anuales y dan calor en el sector industrial y calefacciones domésticas a más de 100.000 españoles, según Avebiom (Asociación Española de valorización energética de la biomasa).
  • La empresa castillera Elayo fue premiada en la Feria Sial de París 2018 por haber desarrollado una planta industrial para la extracción de semillas de olivo del hueso de la aceituna, las cuales se pueden utilizar en la masa del pan, en productos dulces y salados. Esta harina de semillas de aceituna cuenta con un alto contenido de proteínas, fibra y omega-3. Aparte de estos usos, el hueso de aceituna tiene un largo listado de posibilidades también en la industria cosmética, entre otros sectores.

La nota completa se puede ver aquí.

2018-11-23T09:29:47+00:00

Leave A Comment